Bogotá, junio 5 de 2019.- ACOPLÁSTICOS hace un llamado al Senado de la República, -que está próximo a discutir y votar el Proyecto de Ley 210 de 2018 Senado, 110 de 2017 Cámara “Por medio de la cual se regula y prohíbe el ingreso, comercialización y uso de bolsas y otros materiales plásticos en el Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina e Islas Menores que lo componen, y se dictan otras disposiciones”-, para que evalúe lo innecesario, además de la inconveniencia ambiental, económica y fiscal, de aprobar el mencionado proyecto.


San Andrés ya tiene hoy una solución real al manejo de todos los residuos plásticos, pues cuenta con una Planta Generadora de Energía (RSU) a partir de estos desechos, en la que el Estado ya ha hecho una inversión cercana a los 30 mil millones de pesos. Esta Planta, según ha anunciado el Ministerio de Vivienda, ya está instalada y entrará en funcionamiento en noviembre de este año.


El objetivo de la Planta es generar energía a partir de los residuos sólidos de la isla, incluyendo todos los materiales plásticos. Para que la planta pueda operar, necesita de un mínimo de residuos casi equivalente al total generado diariamente en la isla. Asimismo, requiere del material plástico por su contenido calórico [similar al del gas natural e incluso superior al de combustibles tradicionales].


“Esto quiere decir que resulta contraproducente prohibir bolsas, empaques y otros artículos plásticos en San Andrés, pues ya se han ejecutado las inversiones e instalado los equipos para convertir en energía los residuos de estos materiales. De prohibirlos, incluso el mismo funcionamiento de la Planta puede estar en riesgo. Los plásticos en San Andrés cumplen un rol fundamental para evitar el contagio de enfermedades o accidentes en playas y piscinas. Si ya existe la solución a la gestión de estos desechos, no resulta conveniente prohibirlos. Con la Planta de Generación de Energía a partir de residuos, San Andrés se convertirá en un verdadero ejemplo de sostenibilidad en el Caribe”, aseguró Daniel Mitchell, presidente de Acoplásticos.

Así mismo, el pasado mes de marzo, el Ministerio de Vivienda anunció una inversión de más de 15.000 millones de pesos adicionales para la construcción de una Planta de Separación de Residuos Sólidos en San Andrés, que permitirá identificar los desechos que se requieren para poner en funcionamiento la Planta Generadora de Energía de la isla (RSU). El listado de productos que el Proyecto de Ley busca prohibir son precisamente los que necesita la Planta.


Sumado a estos esfuerzos fiscales y ambientales del Estado, ACOPLÁSTICOS y sus empresas afiliadas también trabajan actualmente en San Andrés en la implementación de un proyecto productivo de reciclaje junto con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Ministerio del Interior, y la comunidad local. El proyecto busca ser una fuente de generación de ingresos para los habitantes de la isla, así como una solución alternativa a la gestión de los residuos plásticos.


Vale la pena destacar que el mencionado proyecto de ley fue conceptuado como inconveniente por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Superintendencia de Industria y Comercio. Por su parte el Ministerio de Hacienda y Crédito Público advirtió sobre sus consideraciones fiscales.

COLOMBIAPLAST  2020