Bogotá, 22 de mayo de 2019.- Empresarios, organizaciones de recicladores y de vendedores ambulantes, gremios como Acoplásticos, ANDI, Fenavi y Fenalco coincidieron en que la prohibición del uso, consumo y producción de productos plásticos no son la solución a los problemas medioambientales que enfrenta el planeta como producto de la mala disposición final de este tipo de residuos.

 

En el marco de una audiencia pública citada este miércoles por la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes para discutir los alcances del Proyecto de ley 123 2018C acumulado con el 175 de 2018C “por el cual se prohíbe en el territorio nacional la fabricación, importación, venta y distribución de plásticos de un solo uso y se dictan otras disposiciones”, el sector privado hizo un llamado a los legisladores para ver las oportunidades en materia de reciclaje y promover el tránsito de una economía lineal a una economía circular, en lugar de promover las prohibiciones.

 

El Vicepresidente Comercio Exterior de Fenalco, Eduardo Visbal aseguró que es necesario definir si el país está preparado para reemplazar el material plástico que, por ejemplo, tiene contacto con los alimentos y revisar que los mismos tengan condiciones de inocuidad. 

 

Por su parte, el director de la Cámara de Alimentos de la ANDI, Juan Camilo Montes, advirtió que el plástico garantiza la inocuidad y calidad de los alimentos, y aumenta vida útil y disminuye el desperdicio de los mismos. En esa misma línea el Presidente de FENAVI, Gonzalo Moreno, sostuvo que si el empaque no tiene unas características físicas y químicas determinadas, -como es el caso del plástico-, podría desencadenar en problemas de contaminación del alimento y del consumidor.

 

Así mismo, Yadira Vivanco de la Fundación Avina sostuvo que Colombia es un referente para el resto de países de América Latina en promulgación de normas de reciclaje inclusivo, por eso la prohibición de productos plásticos no es la solución más eficiente, ya que es necesario tener en cuenta la viabilidad en términos de costos e impactos.

 

El Presidente de Acoplásticos, Daniel Mitchell, insistió en la necesidad de promover un consumo racional de los productos plásticos que a su vez vaya articulado con mayores incentivos a los programas de reciclaje en el país. “Prohibir los productos plásticos tiene serie de consecuencias económicas, sociales y ambientales, pero si promovemos la economía circular y el reciclaje se soluciona el desafío de los residuos plásticos y al mismo tiempo se generarían nuevas fuentes de empleo, ingresos y nuevas tecnologías”, aseguró Mitchell.

 

De igual manera, los representantes de las asociaciones de recicladores expresaron su preocupación, -de ser aprobado este proyecto de ley-, ya que el sustento y trabajo de 60 mil familias en todo el país se verían directamente afectados.

 

COLOMBIAPLAST  2020